MIJAIL ACOSTA, NUEVO DIRECTOR DE LA FUNDACIÓ ROCA I PI

Desde el pasado 3 de Noviembre de 2020 Mijail Acosta Martínez es el nuevo director de la Fundación Legado Roca y Pi, después de haberse jubilado la directora anterior, Mercè García Garrido, y por acuerdo tomado por el Patronato de la Fundación en la última reunión del 9 de octubre. El nuevo director es reconocido por la acción y gestión en el campo social y, particularmente, por haber sido el director de la Fundación Acogida y Esperanza durante 28 años, entidad badalonesa impulsada por una comunidad cristiana de base animada por el franciscano P. José Costa y con sede en la masía de Can Banús.

Acosta dejó la dirección general de la Fundació Acollida i Esperança en agosto pasado para dar paso a una renovación en la dirección y promover un nuevo liderazgo, el de Josep Maria Lluch, ya partir de este noviembre se le propuso asumir la dirección de la Fundación que gestiona el legado de Vicente de Paul Roca y Pi. Desde su responsabilidad anterior, Mijail Acosta ha comprometido en la creación de espacios de acogida para personas en situación de exclusión social severa. En este sentido, ya es miembro impulsor de la Tabla Sin Hogar de Badalona, ​​un espacio del que forma parte la Fundación Roca y Pi desde su creación.

El talante de Acosta es propicio al trabajo en red entre las diferentes entidades sociales del Barcelonès Nord y las Administraciones. «A menudo existe la tentación de hacer reproches a la Administración, pienso que es mejor una cultura que nos permita crear de manera conjunta», remarca. Su vínculo con el mundo social comenzó a partir de un voluntariado durante la etapa universitaria en la Obra Social Santa Lluïsa de Marillach, junto a sor Genoveva Massip, donde descubrió la realidad de la gente que sufre pobreza más extrema o problemas de adicción. «Quedé tan impactado y atraído que al acabar la carrera me dediqué de lleno», recuerda Acosta.

A lo largo de su trayectoria, Acosta ha desarrollado un modelo organizacional donde conjuga la atención a la persona desde una perspectiva humanista con la defensa de los derechos para reducir las desigualdades sociales. Asimismo, ha defendido la complementariedad en la acción social de los valores solidarios y vocacionales con la necesaria profesionalización de los servicios.

«Este relevo debe ser una oportunidad de dar continuidad a la labor asistencial que ya desarrolla la institución en estos tiempos tan complicados a nivel social y, al mismo tiempo, para impulsar la acción social en la ciudad y contribuir a dar respuestas a los nuevos retos sanitarios y sociales que la pandemia del Covidien-19 está significando para todos, pero especialmente para los más desfavorecidos », remarca el presidente de la Fundación Roca y Pi, Mn. Jaume Aymar.

Finalmente, Mn. Aymar, en nombre del patronato de la Fundación Roca y Pi, ha dejado constancia de «el agradecimiento sincero a la directora saliente, Mercè García, por todos los años de trabajo y dedicación a la Fundación y, especialmente, por haber sido el alma de la renovación y mejora de la Residencia Asistida y del Centro de día Roca y Pi »

2020-11-16T11:18:18+00:00 16, noviembre, 2020|Sin categorizar|