LA FAMILIA GUSI VISITA LA SEDE DE LA FUNDACIO ROCA I PI

Fue motivo de gran alegría por ambas partes, el encuentro entre los miembros de la familia Gusi y la Fundación Roca y Pi, el pasado sábado 28 de abril, en la sede de la Fundación. Hay que poder decir que en su momento en 1912 el acuerdo entre los herederos de la Familia Gusi y los administradores del Legado Roca y Pi permitió la constitución del espacio que ocupa hoy la Fundación, y primer Asilo Roca y Pi. El espacio físico llamado Can Gusi, donde se encuentra la sede de la Fundación era una antigua fábrica dedicada a la fabricación de tejidos de uso litúrgico que fue construida en 1899, dentro de los espacios de la fábrica se respetaron las tres naves paralelas de ladrillo visto, actualmente pie pero reformadas y transformadas, en la sede de la Fundación Roca y Pi. Como tal fábrica disponía de una chimenea que todavía hace de referente de lo que era la actividad fabril de la época haciendo tejidos. Fue propiedad de la industria M. Miquel Gusi Sabat, de ahí su nombre de Can Gusi, y actualmente los hijos con los herederos pudieron visitar las instalaciones de lo que se ha hecho en aquellas antiguas instalaciones. La visita les permitió conocer de primera mano el paso del tiempo y las actividades que se ha desarrollado en este espacio. Quedaron gratamente sorprendidos y agradecidos de la labor que la Fundación lleva a cabo con sus proyectos y los actividades sociales que se llevan a cabo, en un espacio que siempre ha sido fuente de vida, de crecimiento económicos y de vitalidad para las personas y familias que se benefician.

 

 

 

 

2018-05-10T17:17:40+00:00 10, mayo, 2018|Sin categorizar|