PROYECTO “LLARS HORITZÓ”

El proyecto que se presenta Proyecto Llar Horitzó – F Roca i Pi,  tiene como finalidad mejorar la calidad de vida de las personas mayores en situación de vulnerabilidad por problemas de soledad y / o falta de recursos económicos, a través de la convivencia en un hogar compartida y el fortalecimiento de las redes relacionales.

Viernes día 15 de marzo se procedió a firmar un Convenio de Colaboración entre cuatro entidades sociales donde se plantea el compromiso de realizar una intervención coordinada y complementaria entre éstas, con experiencia y trayectoria en este tema como son la propia Fundación Privada Roca y Pi, la Fundación Hogares Compartidos, la Fundación Amorós Garriga y Cáritas Diocesana de Badalona, ​​para dar una respuesta integral a las necesidades de las personas atendidas.  Esta alianza institucional permite dar luz verde al Proyecto de la vivienda cooperativa.

La Fundación Roca y Pi, con una larga trayectoria de intervención en la ciudad de Badalona en la atención a las personas mayores del territorio, inició su labor hace más de un centenar de años. Lo que en sus inicios fue la atención a las personas con mayor vulnerabilidad y necesidad manifiesta, ha ido evolucionando en el planteamiento a una intervención más estructurada, multidimensional y vertebradora de diferentes estrategias de atención a las personas. Las nuevas modalidad de actuación han llevado a estas cuatro organizaciones a estructurar el proyecto de hogares compartidos con la voluntad de convertirse en un nuevo planteamiento de intervención para atender de forma novedosa las necesidades actuales de las personas mayores del territorio. Se pretende generar tres nuevos hogares donde las personas puedan convivir y ayudarse, porque todo el mundo tiene derecho a un envejecimiento digno en compañía.

El proyecto Hogar Horizonte – F Roca y Pi se constituye para mejorar la calidad de vida de las personas mayores con el objetivo de ayudar a aquellas personas mayores que lo necesiten para resolver por sí mismas y con total garantía, el problema de la vivienda y de la soledad mediante su convivencia en un hogar compartido. Se ofrece la posibilidad de disfrutar de una vivienda adecuada a personas mayores con autonomía física y mental, que a pesar de cobrar una pensión, no pueden acceder a una vivienda accesible y se encuentran en una situación de soledad no querida.

La transformación de la Residencia Horizonte en un modelo de hogar compartida se configura como un modelo de aprovechamiento y re-utilización de equipamientos clásicos, como equipamiento alternativo.

El equipamiento cuenta con 18 habitaciones distribuidas en 3 plantas. Cada una se gestionará como un hogar compartido, es decir, como un núcleo independiente donde convivirán diferentes residentes. En cada hogar se asignarán unas personas voluntarias, que bajo la coordinación de un / a educador / a social de la FLLC, se encargarán de velar por mantener la buena convivencia y bienestar de los residentes fomentar la integración en la comunidad y la participación de estos en su entorno más próximo, dando a conocer las actividades vecinales.

Cuenta con la participación de un equipo de voluntariado e implica a las personas mayores en la planificación de su futuro y la toma de decisiones del cotidiano. El proyecto plantea una intervención coordinada y complementaria entre diferentes entidades para dar una respuesta integral a las necesidades de las personas atendidas.


2019-03-26T12:31:08+00:00 25, marzo, 2019|Sin categorizar|